Revisiones Pre-Fórum Barcelona 2004:

Atrás

Sao Paolo

Convención de UNESCO sobre la Diversidad Cultural


82. Jerema Machado, Coordinadora del Sector Cultural de UNESCO Brasil, primero reconoció el reto de UNESCO para elaborar una Convención Internacional sobre la Diversidad Cultural.
Una Convención es la acción normativa más importante llevada a cabo por una organización para tener efecto directo en los marcos jurídicos de los estados miembros. Una convención no es sólo una declaración de buenos principios sino un marco regulador que marca una conexión entre los diferentes documentos legales de UNESCO sobre temas de la diversidad cultural.

83. En el 2003, Chimene Keitner elaboró un informe general de todos los documentos oficiales sobre la diversidad cultural producidos por UNESCO y en el mismo año un sociólogo brasileño, Ely Dos Santos elaboró un documento parecido que se publicó por UNESCO Brasil. Los dos documentos dan pistas sobre la arqueología de la diversidad cultural en UNESCO. Resaltan el análisis del concepto de la diversidad cultural desde las diferentes fases de UNESCO: desde la post-guerra y construcción de la paz hasta nuestros días.

84. En un principio la diversidad y el pluralismo básicamente se referían a las relaciones y el respeto entre los estados mientras el concepto de la cultura se refería a la actividad artística. A finales de los años 40 los derechos de las minorías empezaron a ser un tema de debate que a la vez ayudó a crear un entendimiento más amplio sobre los conceptos de cultura y diversidad. En los años 50 la tendencia a vincular cultura y desarrollo empezó a ganar más terreno y se estableció en los años 60 con la Declaración de los Principios de la Cooperación Cultural. Los derechos culturales se mencionan por primera vez en el informe del Director General en el año 1969.

85. Según Machado, la Conferencia MondiaMult de México de 1982 dio como resultado una visión más sofisticada sobre la cultura en el marco global que no una categorización rígida. El debate sobre los valores culturales se refirió a la relación entre particularidades y universalidades y la afirmación que ninguna cultura puede quedarse aislada en el mundo de hoy en día. En los años 80 el debate sobre el apartheid introdujo temas de diversidad, igualdad, y derechos culturales como parte de los derechos humanos. En los años 90 la relación entre la cultura y la economía llegó a tener aún más importancia y visibilidad y fortaleció la cooperación cultural. Las nuevas formas de ciudadanía multicultural introdujeron en la agenda temas relativos a las minorías e identidades culturales.

86. Hacia finales de los 90, los conflictos culturales y religiosos introdujeron la cuestión del diseño de las políticas públicas y la relación entre las comunidades y la cohesión social. La globalización impone cambios constantes, desde la marginalización hasta los derechos de grupos vulnerables. A partir del 11 de septiembre, la gestión de la diversidad cultural ha tenido un papel central en la resolución de conflictos. La Declaración de UNESCO sobre Diversidad Cultural del 2001intenta reflejarlo.
La Declaración sirve como base para la elaboración del nuevo convenio. Otros documentos de gran importancia son la Declaración del Consejo de Europa del 2002 y la Declaración de la Francophonie así como también la Declaración elaborada por la Red Internacional de Diversidad Cultural.

87. La elaboración de la Convención sobre la Diversidad Cultural presenta diferentes retos “especialmente en la relación entre la diversidad cultural y los derechos humanos y los derechos culturales y las políticas culturales/diversidad/creatividad.” También, los aspectos de bienes culturales y el comercio, el estatus de artistas y la movilidad son temas de mucha importancia. Por eso la nueva convención debería complementar documentos que ya existen i a la vez crear un nuevo instrumento de vinculación jurídica para proteger los aspectos que actualmente están poco protegidos. Según Machado, la Convención debería reconocer “la diversidad de los contenidos y las formas de expresiones artísticas vinculadas a industrias culturales” y estimular el multilingüismo en la creación cultural, respeto por los derechos individuales de creadores y artistas y facilitar la circulación de personas, bienes, servicios y eventos relativos a la actividad cultural para preservar un espacio de identidad y creatividad”. La sociedad civil tiene una gran importancia en la implementación del documento. Machado afirmó que la Convención debería jugar un papel decisivo para el fortalecimiento de las políticas culturales a través de la promoción de la cooperación cultural y la protección de culturas nacionales. Además, sugirió la creación de indicadores de derechos culturales para monitorear la implementación de derechos culturales en diferentes países.


Subir



Galería de imágenes:

Teixeira Coelho & Annamari Laaksonen. Photo Marcelo Soubhia
Alfons Martinell & Monica Allende Serra. Photo Marcelo Soubhia
Alfons Martinell. Photo Marcelo Soubhia
Closing session. Photo Marcelo Soubhia
Teixeira Coelho & Annamari Laaksonen. Photo Marcelo Soubhia
Participants. Photo Marcelo Soubhia
Annamari Laaksonen, Tício Escobar & Alfons Martinell. Photo Marcelo Soubhia
Presentation of the Forum Cultural Mundial of Sao Paolo
Yvonne Donders & Annamari Laaksonen. Photo Marcelo Soubhia
Alfons Martinell & Monica Allende Serra. Photo Marcelo Soubhia
Annamari Laaksonen, Tício Escobar & Alfons Martinell. Photo Marcelo Soubhia
Alfons Martinell & Yvonne Donders. Photo Annamari Laaksonen
Photo Annamari Laaksonen
Yvonne Donders & Annamari Laaksonen