Revisiones Pre-Fórum Barcelona 2004:

Atrás

Sao Paolo

La Carta de Derechos y Responsabilidades Culturales de los ciudadanos y las ciudadanas de Barcelona


71. Antes de que Annamari Laaksonen explicara el proceso de elaboración y los resultados principales de la Carta, el Dr. Teixeira Coelho leyó la Carta en portugués para el público de la sesión.

72. Annamari Laaksonen indicó que la Carta de Barcelona, elaborada por la Fundación Interarts y comisionada por el Instituto de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, representa una reflexión de la memoria organizada en un contexto específico – una ciudad post-industrial a principios del Nuevo Milenio-. Seguidamente, describió el proceso de elaboración desde los encuentros consultivos con grupos de la sociedad civil hasta la elaboración de la versión final. Laaksonen destacó que aunque la Carta ha pasado por la revisión jurídica por parte de los servicios jurídicos de la ciudad de Barcelona, todavía no se ha organizado la reunión definitiva con todos los partidos políticos para la ratificación de la versión final.

73. Más que un documento de vinculación jurídica, la Carta representa una aspiración y una actitud de compromiso. Es una invitación abierta a los ciudadanos y ciudadanas de Barcelona para participar en la armonización de la coexistencia en el espacio compartido. Recoge una serie de principios para la coexistencia en la ciudad y la implicación activa de sus ciudadanos. La idea original fue establecer un instrumento sobre los derechos culturales en la ciudad en colaboración con representantes de diferentes grupos a través de reuniones consultivas; con oficiales de la administración pública, ONGs, asesores fiscales y jurídicos, asociaciones de vecinos, grupos culturales, asociaciones de inmigrantes, etc. Un instrumento usado en el proceso fue un cuestionario sobre los derechos y deberes culturales con el objetivo de tener un mejor entendimiento sobre los elementos centrales para la coexistencia urbana que garantiza una vida cultural plena en el siglo XXI. La idea fue animar a los miembros de la comunidad; los ciudadanos, para articular los derechos y responsabilidades culturales que ellos encontraban prioritarios para la comunidad.

74. A través de la Carta a nivel local, la ciudad se considera un laboratorio constante de relaciones culturales y sociales. Por eso la Carta es una expresión de actitudes para reconocer el vínculo entre las intenciones culturales y jurídicas al promover lo cultural como un elemento fundamental para la cohesión social. Laaksonen citó uno de los documentos preparatorios de la Carta: “la carta representa una iniciativa pionera que define la ciudad como un espacio cultural de relaciones sociales, una comunidad con obligaciones y responsabilidades de interacción con otras personas y con el entorno, siendo al mismo tiempo una invitación para que los ciudadanos tengan un papel activo. La Carta representa el derecho a participar en la vida cultural como un derecho que afecta más a la coexistencia en la ciudad”

75. Como muchos intentos de regular las relaciones sociales se basan en la negación, el proceso de la Carta tuvo como objetivo crear espacios de compromisos positivos. Uno de los elementos esenciales fue elegir el concepto correcto para expresar esa voluntad; si deberíamos utilizar el concepto de compromiso, deber, obligación o responsabilidad. La idea básica fue que la participación en la vida cultural requiere una parte activa de compromiso ciudadano.

76. El punto de partida de la Carta fue el uso del espacio urbano; el espacio físico como el espacio compartido virtual, por el hecho que no todos los espacios culturales son necesariamente físicos. Laaksonen apuntó la imposibilidad de adaptar la Carta como tal directamente a un contexto diferente, pero dijo que se pueden realizar procesos parecidos por parte de grupos locales para explorar el entendimiento y particularidades locales con tal de producir una experiencia similar. Ella destacó que la Carta como tal puede funcionar como un marco para políticas, pero no es directamente un plan de acción.


Subir



Galería de imágenes:

Teixeira Coelho & Annamari Laaksonen. Photo Marcelo Soubhia
Alfons Martinell & Monica Allende Serra. Photo Marcelo Soubhia
Alfons Martinell. Photo Marcelo Soubhia
Closing session. Photo Marcelo Soubhia
Teixeira Coelho & Annamari Laaksonen. Photo Marcelo Soubhia
Participants. Photo Marcelo Soubhia
Annamari Laaksonen, Tício Escobar & Alfons Martinell. Photo Marcelo Soubhia
Presentation of the Forum Cultural Mundial of Sao Paolo
Yvonne Donders & Annamari Laaksonen. Photo Marcelo Soubhia
Alfons Martinell & Monica Allende Serra. Photo Marcelo Soubhia
Annamari Laaksonen, Tício Escobar & Alfons Martinell. Photo Marcelo Soubhia
Alfons Martinell & Yvonne Donders. Photo Annamari Laaksonen
Photo Annamari Laaksonen
Yvonne Donders & Annamari Laaksonen